Descubre Nueva York: Wall Street

por La Newyorkina
Hoy tenemos el cuerpo de viernes y de viernes especial. Último viernes de junio. Vacaciones para muchos, último día de jornada partida para otros tantos y el que más el que menos está descontando días para hacer la maleta y viajar. Así que hoy, para unirnos a este viernes de sabor casi festivo, vamos a volar a Nueva York (aunque sea a través de estas líneas). ¿Y qué vamos a visitar? Wall Street. Puede que suene demasiado gris para un viernes de verano, pero te aseguro que la principal calle del distrito financiero de Nueva York tiene una interesante historia que contar y ha sido testigo de trepidantes sucesos en la historia de la ciudad. Así que, siéntate y disfruta de este ratito de lectura porque, vayas a viajar a Nueva York o no este verano, te va a interesar. Empezaré por aclarar que Wall Street no siempre ha sido el lugar donde se amasaban (o perdían) las grandes fortunas. Si bien ahora relacionamos este nombre con la Bolsa, entidades financieras y actividad económica, su origen es bastante más humilde. Según cuenta la historia, los indígenas norteamericanos que habitaban Manhattan y los colonos holandeses, recién llegados y fundadores de la ciudad Nueva Ámsterdam, firmaron un acuerdo de paz. Sin embargo, los holandeses no respetaron el tratado como deberían (los nativos representaban un obstáculo para las ansias de conquista de los holandeses). La consecuencia lógica, una convivencia digamos “algo tensa” entre los nativos y los visitantes que acabó con la construcción en 1652 de un muro por parte de los holandeses para defenderse de los indígenas. De ahí el origen del nombre de la calle. El muro fue derribado en 1699 por los colonos británicos, pero la archiconocida calle sigue recordando aquel momento de la historia newyorkina. Con el paso de los años, esta calle se convirtió en un centro de comercio gracias a su excelente ubicación, en la parte inferiorde la isla y entre el East River y el río Hudson. Otra de las fechas históricas de Wall Street es 1792, año en el que se firmó el “Acuerdo Buttonwood”. En esa época, los intermediarios financieros y especuladores de Manhattan se reunían bajo un árbol al pie del muro (de ahí el nombre que recibió el acuerdo) para comerciar informalmente. Y este fue, el 17 de mayo de 1792, el origen de la Bolsa de Comercio de Nueva York. Lo que pasó en el 29 y la crisis de los años 30 o el tragiquísimo suceso del 11-S son recuerdos negros más que conocidos de la historia reciente de Wall Street. Si viajas a Nueva York este verano, no puedes perderte el edifcio de la Bolsa de Nueva York, construido en el siglo XX aunque de aspecto clásico, o el Federal Hall, el primer ayuntamiento de Nueva York (1700) y el lugar donde George Washington fue nombrado primer presidente de los Estados Unidos en 1789. Seguro que tienes muchos buenos planes para este primer fin de semana de verano, pero si te apetece quedarte un rato a la sombra del ventilador y disfrutar de una película inspirada en el atractivo universo financiero de Wall Street, a continuación te dejo un listado de las películas más emblemáticas relacionadas con este lado de la ciudad:
  • Wall Street (1987).
  • En busca de la felicidad (2006).
  • Margin Call (2011).
  • El lobo del Wall Street (2013).
  • La gran apuesta (2015).
Te recomiendo que acompañes la sesión de cine con un buen bowl de granola La Newyorkina, ¡perfecto para una cena o merienda de verano!
VOLVER ARRIBA