Los dátiles y unos cuantos motivos por los que consumirlos

por La Newyorkina
Reconozco que lanzarme al consumo de dátiles me costó. Muchas veces comemos por los ojos y los dátiles no son una fruta precisamente atractiva (al menos para mí). Pero eran tantas las voces a favor del consumo de dátiles que, afortunadamente, decidí probar. Y digo afortunadamente porque me gustó su sabor y los incluí en mi dieta, y con ellos, incorporé numerosos beneficios para mi salud y eso es siempre una buena noticia.

¿Cuáles son los principales beneficios de los dátiles?

Los dátiles son ricos en antioxidantes, como la vitamina A, C y E. Asimismo, son una gran fuente de vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B3. También es destacable su aporte de minerales: potasio, magnesio, calcio, cobre, zinc, selenio, fósforo, calcio, hierro y sodio.
  • Ayudan a nuestro corazón. Los dátiles son una fruta libre de colesterol y con muy poca grasa por lo que su consumo ayuda a nuestro organismo a prevenir y combatir enfermedades cardiovasculares. Contienen fibra insoluble que se une a la grasa y el colesterol, eliminándolos de nuestro cuerpo.
  • Mejores digestiones. Su alto contenido en fibras solubles e insolubles ayuda a regular nuestro aparato digestivo.
  • Sistema nervioso. El potasio es un gran aliado del sistema nervioso y los dátiles son frutos ricos en potasio. Así las cosas, su consumo nos ayuda a reducir el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular o prevenir alteraciones nerviosas como la ansiedad.
  • Aporte de hierro. Si tienes los niveles de hierro bajos, los dátiles se convertirán en una de tus mejores armas para luchar contra la anemia.
  • Energía por todo lo alto. Contienen azúcares naturales como glucosa, fructosa y sacarosa, convirtiéndose en auténticos impulsores de tu energía. Si tienes una vida activa y practicas deporte, verás cómo el consumo de dátiles te dará ese plus de energía que necesitan tus entrenamientos.
La salud de tu cerebro, de tu corazón, de tu estómago y de tu sistema nervioso se verá favorecida por el consumo de dátiles. Así que son motivos más que de peso para que empieces a incluirlos en tu dieta. Ojo, ten en cuenta que son frutas con bastante aporte caloríco así que, como todo, en su justa medida.

Cómo comer los dátiles

Al igual que el aguacate, en los últimos tiempos los dátiles se han convertido en la fruta de moda. Su sabor dulce hacen de los dátiles el candidato perfecto para endulzar tu día sin necesidad de consumir otro tipo de azúcares. La manera más sencilla de comerlos es al natural, aunque su sabor marida perfectamente tanto con postres como con recetas saladas. Es muy común encontrarlo en muchas recetas de tarta, pero también como topping de ensaladas o acompañante de platos de carne roja, pollo o pescados. ¿Cuál es la mejor manera de introducir dátiles en mi dieta? Pues, como imaginarás, yo siempre los consumo acompañando mis diferentes recetas de granola. Principalmente como ingrediente añadido a mis bowls de granola.

Bowl de granola, kéfir y dátiles

Una de las recetas que más preparo últimamente, independientemente de si es la hora de desayunar, merendar o cenar, es el bowl de granola Bio, con kéfir y dátiles. De todas las recetas de granola La Newyorkina, la que más me gusta combinar con los dátiles y el kéfir es la granola Bio, ecológica y vegana, Coco and Lemon Friends. Una receta de granola artesanal, bio y con toques de limón y coco. Prepara un bowl con kéfir, añade granola Coco and Lemon Friends y dátiles. Ya solo te queda disfrutar de una maravillosa mezcla de sabores, saludable y llena de energía.
VOLVER ARRIBA