SHOPPING CART

No Products in the Cart

TOTAL:
€0,00

Central Park, el pulmón de Nueva York

por La Newyorkina
Siendo el parque más visitado de los Estados Unidos con más de 37 millones de personas, Central Park es, por puro derecho propio, uno de los lugares más emblemáticos y reconocidos de la gran ciudad de Nueva York. A nosotros nos encanta Central Park. Un parque rectangular, de más de 4 kilómetros de largo y una anchura de 800 metros que, situado en Manhattan, es una referencia para los newyorkinos y una parada obligada para los turistas que visitan la ciudad porque, sencillamente, es espectacular.

El origen del parque

Corría el año 1858 cuando se empezó a construir lo que es hoy Central Park. El planteamiento de los diseñadores, el paisajista Frederick Law Olmsted y el arquitecto Calvert Vaux, fue el de evocar el espíritu de los grandes parques europeos de Londres o París. Finalizada la obra en el año 1873, a lo largo de su historia Central Park ha pasado por momentos de absoluta dejadez por parte de los políticos, que tuvieron como consecuencia el incremento de la peligrosidad del parque, donde era muy arriesgado pasear al anochecer. Pero con los años se han ido desarrollando varias renovaciones y campañas de restauración de paseos e instalaciones hasta que, hoy en día, es un lugar totalmente transformado.

Qué puedes ver en Central Park

Caminando por los preciosos paseos de Central Park podremos encontrar extensas praderas, frondosas arboledas, grandes jardines, cascadas, lagos artificiales, estatuas y puentes únicos además de una extensa lista de animales que viven en el propio parque. A los que hay que sumar los presentes en el Zoo del recinto como leones marinos, pingüinos, osos, lémures, leopardos… También es un lugar muy escogido por deportistas para hacer ejercicio. A diario se ven circular por su Park Drive a ciclistas, patinadores y aficionados al running que disfrutan de un entorno único para hacer deporte. Y como no podría ser de otra manera, la cultura también está estrechamente relacionada con Centrar Park, y es que dentro del parque hay dos importantes museos newyorkinos: el Museo de Arte Metropolitano, MET, y el Museo de Historia Natural. Sin duda un lugar único al que tienes que ir si estás de visita en “la ciudad que nunca duerme”. Eso sí, llévate un par de paquetes de nuestra granola para sentarte en un banco y apreciar las espectaculares vistas que te rinde Central Park. Con suerte, se te acercará alguna pequeña ardilla con la que compartir granola.
BACK TO TOP