SHOPPING CART

No Products in the Cart

TOTAL:
€0,00

Granola y frutas de temporada, el desayuno perfecto

por La Newyorkina
Levantarse de la cama una mañana de verano y prepararte un delicioso desayuno mientras el sol entra por la ventana puede que sea uno de los grandes placeres de la vida. Si a esto le añades una terraza o jardín donde poder desayunar al aire libre, no se me ocurre una mejor manera de empezar el día. Ya sabes que en Granola La Newyorkina somos auténticos fanáticos del momento del desayuno y por eso lo disfrutamos y lo preparamos con sumo mimo. Y lo mejor de esta época, es que hay una gran variedad de frutas con las que completar el desayuno. Así que hoy te voy a hablar de dos frutas de temporada que, si bien por sí mismas no son las que más me gustan, he descubierto que añadiéndolas a mi bowl de granola matutino he conseguido darle un sabor diferente a mis desayunos. Los frutos rojos están muy ricos y son muy fotogénicos, pero ha llegado el turno de la sandía y el melón. La sandía y el melón son las frutas veraniegas por excelencia. No en vano, la sandía es un 93% de agua y es extremadamente refrescante los días de altas temperaturas. Lo mismo ocurre con el melón, su gran cantidad de agua lo sitúa como una de las frutas más apetecibles y versátiles de la época estival, ya que marida perfectamente con postres, ensaladas y primeros plantos (como el archiconocido melón con jamón). Además de ser frutas hidratantes y depurativas, son grandes antioxidantes y nos ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer o problemas de corazón. Así las cosas, he empezado a combinar la granola con melón y sandía. ¿Mi última receta? Granola Pink, con fresas, nueces de macadamia y chocolate blanco, combinada con yogur natural, sandía y melón. Si no lo has probado aún, ¡no esperes más! Quizá te hayan entrado unas ganas locas de prepararte un bowl de granola, yogur, melón y sandía ahora mismo y estás pensando en salir corriendo al súper o la frutería para comprar la fruta. Pero ¿sabes cómo escoger la mejor pieza de fruta? Seguro que un millón de veces has comprado el melón demasiado verde y otras tantas, demasiado maduro. Bien, no te preocupes, antes de que salgas corriendo al súper, te voy a dar un truco para escoger el melón y la sandía que esté en su punto. A la hora de escoger el melón, fíjate en el rabillo. Si se rompe al torcerlo, ya está maduro. En el caso de la sandía, si suena hueco cuando le des unos golpecitos con la palma de la mano, está madura. Ahora ya sabes lo que tienes que hacer para escoger el mejor melón y la mejor sandía de toda la tienda. Para completar tu receta, puedes comprar online nuestra granola Pink o buscar en qué tienda más cercana a tu domicilio la venden. Añade yogur al gusto y ¡disfruta de tu desayuno o merienda!
BACK TO TOP