SHOPPING CART

No Products in the Cart

TOTAL:
€0,00

Y tú, ¿practicas yogranola?

por La Newyorkina
En La Newyorkina practicamos yogranola y te invitamos a que lo pruebes porque te va a enganchar. ¿Y qué es el yogranola? Pues una fusión entre nuestra merienda favorita, la granola, y una de nuestras actividades preferidas, el yoga. Vamos, que nos tomamos un tazón de granola con yogur, fruta y miel y nos recargamos de energía para disfrutar de una gran sesión de yoga. No sé si practicas yoga o no, si alguna vez te lo has planteado o si eres de los que opina que jamás lo probará porque parece de lo más aburrido. Te confesaré una cosa, yo pensaba así. ¿Yoga? - decía yo - ¡Eso tiene que ser aburridísimo! Pero, como ya sabes, nunca se puede decir que de esa agua no vas a beber porque luego acabas bebiendo, y encima te gusta. Pues bien, atravesaba yo un momento de importante estrés laboral y las consecuencias empezaban a hacer estragos en mi salud. Eran muchas las voces que me recomendaban el yoga como medida paliativa y decidí probar. granola-newyorkina-yogranola No las tenía todas conmigo. Siempre había pensado que la mejor manera de liberar estrés era realizando una actividad de alto impacto, más aeróbica, más agotadora. Y luego conocí el yoga y descubrí lo equivocadísima que estaba. El yoga es una actividad con un gran componente físico que tonifica cada parte de tu cuerpo y, además, requiere de una concentración que te ayuda a dejar fuera de la sala cualquier otro problema que tengas en la cabeza. Al poco tiempo empecé a notar cómo mi cuerpo era más flexible y estaba más tonificado; mi postura se había corregido notablemente y había aprendido a respirar correctamente. Y estos eran solo la punta de un iceberg cargado de beneficios para mi salud. Las sesiones de yoga semanales eran un oasis en medio de mi ajetreada vida que, con el tiempo, me enseñaron a hacer extensible esa sensación de paz al día a día. Aquí va una recomendación personal (e invito a los que practican yoga a que nos dejen su opinión) si te vas a iniciar en esto del yoga, busca un centro especializado en esta actividad, con grupos pequeños (5-6 personas) en el que el monitor esté pendiente de cada uno de los participantes, te corrija y te motive y te ayude a mejorar en cada sesión. Bien, esta es mi experiencia personal con el yoga pero, más allá de esto, y para los que aún dudéis, quiero hablaros de los múltiples beneficios que esta actividad reportará a vuestra salud, física y mental. Empezando por los físicos, las asanas (posturas) del yoga te ayudan a tonificar el cuerpo entero. Además de la tonificación, la flexibilidad y la corrección postural son otros de sus beneficios más notables. Si practicas yoga regularmente, ganarás en resistencia pero también mejorarás tu circulación, combatirás la osteoporosis, mantendrás tus vértebras sueltas y fortalecerás tu corazón. No solo tu cuerpo te agradecerá que practiques yoga, también tu mente. Como ya te he dicho, una sesión de yoga requiere de concentración para la correcta realización de cada postura. A la larga, esto se traduce en una mayor capacidad de concentración, mejora de la memoria y de la atención. Su práctica regular ayuda a aislar tu mente de las preocupaciones y te enseña una nueva forma de afrontar los problemas, mucho más clamada y beneficiosa para la salud. ¿Hatha Yoga o Yoga Ashtanga? ¿Cuál deberías practicar? El primero es un tipo de yoga más tranquilo, mientras el segundo es más físico y más dinámico, realizando las posturas a más velocidad y más orientado a aquellos que ya llevan un tiempo practicando yoga. Así que, si empiezas, ¡mejor elige el Hatha Yoga! Ya lo sabes, si quieres llevar un estilo de vida saludable, combina dos de los grandes placeres de la vida sana: granola La Newyorkina y yoga. ¡Practica yogranola!
BACK TO TOP